Publicado en Un Milagro Cada Día

NADA ES MÁS IMPORTANTE QUE EL AMOR

Clave 3Hoy, Dios mismo, el Creador del Cielo y de la Tierra, te dice: “Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia” (Jeremías 31:3)

Desde la creación del mundo, Dios no ha cesado de mostrar Su amor hacia las personas que ha creado, llegando a manifestarlo de la forma más increíble en la cruz.

El amor es la esencia de Su persona, la base de todos Sus pensamientos y de Su Palabra. La Biblia contiene innumerables pasajes en los que el Señor declara Su amor hacia Su pueblo Israel, y hacia ti. El amor es tan importante para Dios, que la Biblia declara: “Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy” (1 Corintios 13:2).

Amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma y todas nuestras fuerzas, y amar a los demás como a nosotros mismos, es lo que nos hace sentir realmente vivos en nuestro interior. ¡Hemos sido creados para llenarnos y manifestar ese amor!

Cuando nos llenamos continuamente de Su amor, somos capaces de amarle mejor a Él, y, sobre todo, de amar mejor a los demás, aun a aquellas personas que son más complicadas.

La tercera clave para traer el Cielo a la Tierra, por tanto, es: Amar con el amor de Dios.

Si Dios nos manda que amemos a los demás es porque es algo que no siempre hacemos, a veces nos cuesta. Sin embargo, el amor puede realmente cambiar el mundo, y no solo el mundo en el que vivimos, sino el mundo entero.

¿Conoces a Corrie Ten Boom? Esta mujer, que consiguió sobrevivir en el campo de concentración de Ravensbrück durante la Segunda Guerra mundial, manifestó un amor extraordinario al perdonar públicamente a unos de sus verdugos.

¿Piensas que esta mujer era mejor que tú porque decidió dar este paso de perdonar a los que le hicieron mal? ¡No! Escucha lo que dijo: “Me gustaría decir que, desde ese día memorable, los pensamientos de perdón y amor no han cesado de fluir naturalmente en mi corazón, pero, desgraciadamente, no es el caso. Si hay algo que he aprendido en mis 80 años de existencia es que no puedo hacer provisión de buenos sentimientos y de buena conducta. Necesito cada día venir ante de Dios y llenarme de nuevo de las provisiones que Él me da”

Querido(a) amigo(a), si te sientes incapaz de amar como Dios te pide pero desearías de todo corazón poder hacerlo, aquí tienes la clave: Saca cada día amor de Su manantial, del corazón de Dios. ¡En esto consiste ser un embajador del Cielo, en ser alguien que recibe de Dios y lo transmite a los demás!

Recibe en este día Su gracia y Sus bendiciones para ti.

Autor:

Pastor de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera (Nvo. Chimbote-Perú) También parte de Visión Lidere. Un ministerio de apoyo y entrenamiento al Liderazgo Eclesial. Egresado del Seminario Bíblico Alianza del Perú. Soy Pastor Oficial de mi Organización Alianza Cristiana Y Misionera. Licenciado en Administración. Casado con Mónica Arevalo y como fruto de nuestro amor tenemos tres hijos, Samuel, Raquel y Josué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s