Publicado en Un Milagro Cada Día

¡Obedece a Dios en Todo!

Terminamos esta serie de mensajes meditando sobre otro principio bíblico imprescindible para nosotros como embajadores del Cielo: la obediencia. Quizá no nos hace demasiada gracia hablar de ella, pero creo que es esencial para nuestras vidas, y, cuando la ponemos en práctica y decidimos obedecer en todo a Dios, nos hace crecer de una manera increíble.

Dios quiere que seas una luz en tu lugar de trabajo, y que puedas compartir Su amor con aquellas personas rotas que están a tu alrededor. Ser un(a) embajador(a) del Cielo implica también estar dispuesto(a) a hacer lo que Dios nos diga, estar listos para pasar a la acción.

Esta es la promesa que Dios nos da: “Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra” (Éxodo 19:5).

Dios da Su amor a todas las personas por igual, pero no hace lo mismo con Su favor. Él da Su favor a aquellos que le aman y que buscan obedecerle de todo corazón, para que puedan cumplir la misión que ha preparado para ellos aquí en la tierra. La obediencia abre las puertas al favor de Dios en nuestra vida, ya que, al que es obediente y fiel en lo poco, ¡Dios le pone sobre lo mucho!

La séptima clave para traer el Cielo a la Tierra, por tanto, es: ¡Obedece a Dios en todo!

Hay momentos en los que quizá te sientes débil y no quieres hacer ciertas cosas que sabes que Dios te está llamando a hacer. Pero, cuando aun así decides sacrificarte y obedecer, puedes estar seguro que el Señor estará a tu lado para ayudarte. Dios no es un tirano, ni te exige más de lo que puedes dar; Él es un buen Padre, y aunque veces te llame a hacer cosas que te parecen complicadas o que no te gustan, puedes estar confiado de que lo hace por amor, y que estará contigo a cada paso, apoyándote y dándote fuerzas. ¡Nunca te dejará solo(a)!

Querido(a) amigo(a), te animo a que entregues tu vida por completo al Señor, y a que decidas obedecerle en todo. ¡Que cuando los desafíos lleguen, seas de aquellos que deciden seguir a Dios y a Su Palabra, cueste lo que cueste! Y puedes estar seguro de que Dios extenderá tus límites, te dará más de su favor, y cuando sientas que no tienes más fuerzas, Él mismo te llevará en Sus brazos.

¡Querido(a) amigo(a),  través de ti, un gran número de personas van a ser bendecido! ¡Lo creo con todo mi corazón!

Autor:

Pastor de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera (Nvo. Chimbote-Perú) También parte de Visión Lidere. Un ministerio de apoyo y entrenamiento al Liderazgo Eclesial. Egresado del Seminario Bíblico Alianza del Perú. Soy Pastor Oficial de mi Organización Alianza Cristiana Y Misionera. Licenciado en Administración. Casado con Mónica Arevalo y como fruto de nuestro amor tenemos tres hijos, Samuel, Raquel y Josué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s