Publicado en Un Milagro Cada Día

¿QUIERES ESTAR EN PLENA FORMA ESPIRITUAL?

unnamed¿Practicas algún deporte? Si eres como yo, me imagino que sí. ¡Me gusta moverme, lanzarme a nuevos desafíos, agotarme!

Hacer ejercicio es algo muy útil: nos ayuda a estar en buena forma física, a tener un buen ánimo y a mejorar nuestro sistema cardiorespiratorio. ¡Es también una forma muy efectiva para combatir el estrés!

Sin embargo, hay una actividad incluso más beneficiosa, no solo para tu cuerpo sino para tu ser entero, y es el ejercicio de la piedad.

El apóstol Pablo dijo esto a Timoteo: “porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera” (1 Timoteo 4:8).

No hay nada malo en cuidar de nuestro cuerpo y procurar tener un estilo de vida saludable. ¡Al contrario, es algo muy recomendable! Sin embargo, a veces no damos tanta importancia a otras actividades relacionadas con lo espiritual. Estas actividades son incluso más beneficiosas y están llenas de promesas para nuestra vida, como justamente lo explica el apóstol Pablo en ese pasaje de la Biblia.

Hoy me gustaría alentarte a que actives tu fe y a que desarrolles un mayor deseo de aferrarte a Dios en todas las áreas de tu vida, ya que esto es bueno para ti.

De la misma forma en la que un deportista programa diferentes tipos de ejercicios y marchas por semana para prepararse antes de correr un maratón, nosotros tenemos que aprender a aferrarnos a Dios en nuestro día a día, en cada área. De esta manera, estaremos listos cuando tengamos que hacer frente a las dificultades que nos sobrevengan en nuestro caminar diario.

¿Quieres estar en forma espiritualmente? ¿Quieres estar lleno de gozo, y sentirte fuerte en Señor? David lo comprendió perfectamente cuando afirmó: “Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a ti, Para que habite en tus atrios; Seremos saciados del bien de tu casa, De tu santo templo” (Salmo 65:4).

Me gustaría proponerte este entrenamiento diario para que te prepares como un “atleta del Señor”:

  • Busca con pasión la Presencia de Dios
  • Ejerce tu fe “sobre el terreno”, con actos concretos.
  • Persevera, no desistas.

¡Sí, querido(a) amigo(a), conviértete en un(a) atleta de Dios!

Autor:

Pastor de la Iglesia Alianza Cristiana y Misionera (Nvo. Chimbote-Perú) También parte de Visión Lidere. Un ministerio de apoyo y entrenamiento al Liderazgo Eclesial. Egresado del Seminario Bíblico Alianza del Perú. Soy Pastor Oficial de mi Organización Alianza Cristiana Y Misionera. Licenciado en Administración. Casado con Mónica Arevalo y como fruto de nuestro amor tenemos tres hijos, Samuel, Raquel y Josué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s