Publicado en Un Milagro Cada Día

¿Deseas agradar a Dios?

unnamed¡Internet es un medio de comunicación formidable! Permite evangelizar a personas que se encuentran en el otro extremo de la tierra, y acompañar a los cristianos en su caminar espiritual estén donde estén. ¡Por desgracia, Internet es también un medio “formidable” para pecar!

Cada día, se suben millones de vídeos e imágenes a la red, y muchos de ellos no son precisamente para la gloria de Dios. Me refiero por supuesto a los vídeos de contenido pornográfico, pero también a las calumnias y chismorreos, y a otras cosas que no nutren al alma, sino más bien todo lo contrario. Sigue leyendo “¿Deseas agradar a Dios?”

Publicado en Un Milagro Cada Día

¿Cómo reaccionas ante tus errores?

unnamedA lo largo de mi ministerio, Dios me ha dado la preciosa oportunidad de ver  vidas tocadas y transformadas por Su amor. ¡Alabo y doy gracias al Señor por todos los testimonios que recibo de personas que han sido bendecidas.

Sin embargo, es cierto también que he cometido errores, quizás más que los demás. Y lo que he aprendido es que lo importante son las decisiones que se toman después de los errores. Sigue leyendo “¿Cómo reaccionas ante tus errores?”

Publicado en Un Milagro Cada Día

¿Estás en el Camino Correcto?

unnamed¿Alguna vez has perdido en el camino? ¿Quizá alguna mañana de camino al trabajo, o de camino a una cita importante? Sea como sea, nunca es agradable.

Déjame contarte una pequeña historia. Una de las misioneras de TopChrétien, esperaba el tren una mañana, cuando se anunció por megafonía: “El tren con destino a … está entrando en la estación”. Extrañada de que no entrase ningún tren, esperó un rato, ¡hasta que se dio cuenta de que se encontraba en el andén equivocado! Sigue leyendo “¿Estás en el Camino Correcto?”

Publicado en Un Milagro Cada Día

¡Revístete del carácter de Cristo!

unnamed¿Qué adjetivo escogerías para describirte a ti mismo? Algunos pensarían en términos negativos, tales como colérico, impaciente, envidioso… Otros, sin embargo, usarían términos más positivos, tales como alegre, generoso, humilde…

El deseo de Dios es que nos revistamos de Cristo. Del mismo modo que cada mañana vestimos nuestro cuerpo antes de salir, necesitamos igualmente vestirnos de Cristo. Esa, de hecho, es quizá una de las razones por la cual lees “Un Milagro Cada Día”, ¡y te felicito por ello! Sigue leyendo “¡Revístete del carácter de Cristo!”