Publicado en Un Milagro Cada Día

¿Estás demasiado ocupado(a) para orar?

unnamedNo sé tú, pero yo, en mi caso, si no tengo cuidado, mi agenda puede llenarse enseguida de reuniones, tareas y cosas varias por hacer. Puedo literalmente “consumir” todo mi tiempo haciendo cosas.

Si no tenemos cuidado, es fácil que nos desbordemos con cincuenta mil actividades. Y, por lo general, es en esos momentos cuando nuestra relación con Dios más sufre, en especial nuestra vida de oración. Sigue leyendo “¿Estás demasiado ocupado(a) para orar?”